El mundillo del social media anda últimamente más revuelto que nunca. Tan solo dos años después de que Facebook anunciara a bombo y platillo la adquisición de Atlas, la red publicitaria de aQuantive y Microsoft, ahora anuncia su cierre con la intención de apostar más por las herramientas analíticas y de medición.

En su momento, en social media, la adquisición de Atlas por parte de Facebook fue una noticia interesante. Una plataforma publicitaria que permitía a los departamentos de marketing y a las agencias gestionar su publicidad. Incluso se podía hacer sin estar conectado a la red social. Y se presentaba con una versión renovada y mejorada, con una interfaz de usuario completamente nueva y diseñada específicamente para los anunciantes. Sonaba muy bien.

Los problemas de Atlas

Con el lanzamiento de Atlas, Facebook tenía la intención de recuperar puestos respecto Google y competir con su plataforma DoubleClick. No sólo querían aumentar su facturación publicitaria, también querían crearse una nueva imagen de manera que los anunciantes los vieran como una plataforma desde la que podrían diseñar, medir, publicitar, etc. Y con una tecnología basada en el People Based Marketing, marketing basado en las personas porque, para ellos, la experiencia del consumidor, no sólo viendo al usuario como nicho de segmentación sino también como individuo, es el presente y el futuro del marketing.

Atlas se centraba en los datos de los usuarios extraídos de Facebook para ayudar a los departamentos de marketing y segmentarlos a través de todo tipo de dispositivos. Además resolvía el problema del cruce de dispositivos, de manera que podía medir las veces que un usuario veía un anuncio sin importar qué dispositivo utilizara. Por otro lado, también permitía conocer el impacto de las diferentes campañas en el alcance y en el incremento de ventas off y online.

Pero la publicación de anuncios de vídeo nunca ha sido el punto fuerte de Atlas y algunos anunciantes han tenido problemas con los formatos de sus anuncios. En el momento de su relanzamiento, Facebook afirmaba tener 20 clientes de Atlas. Un año después dicha cifra seguía igual.

Al parecer, la plataforma no ha sido capaz de proporcionar un servicio adecuado a dispositivos móviles o de potenciar los anuncios en formato vídeo, lo que ha provocado que varios anunciantes tuvieran que desplegar diferentes tecnologías publicitarias para alcanzar sus objetivos, aumentando así los costes.

Según Erik Johnson, Head of Client Measurement de Atlas: «Hay un interés decreciente en la publicación de anuncios de terceros, que vimos venir, pero sucedió mucho más rápido de lo esperado. Nos costó mucho entusiasmar a la gente con la publicación de anuncios. Pero los clientes empezaron a valorar principalmente la medición y los datos analíticas que ofrecía la herramienta, y no la parte de la publicación de anuncios».

Francesc es el responsable de Content Marketing de Sinapsis. Con más de diez años de dedicación al copywriting ha acumulado una gran experiencia en diversos temas aunque su mayor pasión sigue siendo el marketing online. Friky de corazón, ha encontrado en el SEO una nueva forma de seguir "jugando".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.