Uno de los cimientos más importantes que sustentan las redes sociales, son los creadores de contenido: imprescindibles para captar y fidelizar usuarios. De ahí la importancia de crear nuevas herramientas que faciliten el trabajo a los creadores de contenido.

Desde hace ya tiempo, y sobre todo en estos últimos años, YouTube es una de las plataformas predilectas de influencers y creadores para  dar rienda suelta a su creatividad. Por lo tanto, para asegurar su posición preeminente y dar respuesta a las tendencias y necesidades cambiantes de los creadores, YouTube lanza Super Thanks. Veamos en qué consiste.

 

Conociendo Super Thanks

 

Super Thanks  es el último producto lanzado por YouTube, orientado a la monetización de contenidos.  Esta nueva herramienta viene a engrosar la lista de «Bienes digitales pagados» (Paid Digital Goods), para incentivar la creación de contenidos y brindar a los creadores medios fiables que les permitan conseguir ingresos.

Así, Super Thanks, sería el cuarto integrante de los medios de monetización que ofrece la plataforma de videos, siguiendo a Súper Chat (2017), y a los Súper Sticker (2019), además de las membresías de YouTube. De entrada Super Thanks es parecido a los otros dos medios de monetización comentados, y está orientado principalmente a la interacción entre creadores y sus usuarios. Pero con una diferencia: Super Gracias no está indicado para las emisiones en vivo, sino que está diseñada  para el contenido regular de vídeos.

Esta nueva herramienta ofrece a los seguidores la oportunidad de apoyar a sus youtubers preferidos comprando las Super Thanks. Tendrán 4 costos distintos: $2 o  1,70 €, $5 o 4,24 €, $10 o 8,48 € y finalmente $20 o 16,95 €. Así, con cada compra de una estas Super Gracias por parte de un seguidor, aparecerá un GIF y se generará un comentario destacado de forma automática.  Posteriormente, estos comentarios podrán ser mencionados por los creadores,  para así conseguir que la  interacción  con los usuarios sea más profunda.

 

El desarrollo de Super Gracias

 

Los esfuerzos de YouTube por  desarrollar este nuevo formato de monetización, plataforma, se remontan a tiempo atrás. Y es que la competencia con otras redes sociales ha sido un acicate para la creación de cosas nuevas, y así mantener una posición de vanguardia. Por ejemplo, en el caso de Twitch, esta plataforma ha atrapado a un grueso importante de la comunidad gamer de la aplicación de vídeos de Google.

Con Super Thanks, todo empezó como un test, que respondía  a la iniciativa  de que  los seguidores de youtubers les mostrasen su apoyo a través de aplausos.  Pero a partir de los comentarios de los participantes de este test, acabó por ser  lo que hoy ya es público. 

No obstante, y como tantas otras nuevas herramientas que han surgido en otros entornos, Super Thanks todavía está en fase de pruebas. Pero, a diferencia de otras funciones en periodo de pruebas, Super Thanks está al abasto de un mayor número de usuarios, y continúa desarrollándose para ofrecer mejores prestaciones a los creadores. Actualmente está disponible únicamente para creadores y usuarios en 68 países incluyendo España, y puede accederse a través de ordenadores y  dispositivos móviles.

En una nota de prensa publicada por YouTube, se presenta a Super Thanks como un medio muy práctico y eficaz para la monetización, según palabras del propio Nicholas Ashbaugh, director de producto. Al parecer, participó en las pruebas beta de la nueva herramienta, consiguiendo un flujo mayor de ingresos gracias a la misma. 

La cifra obtenida en la prueba fue reveladora:  los ingresos conseguidos por medio de Super Thanks, representaban el 15% de las ganancias totales del creador de contenido. No está nada mal, ¿verdad? Habrá que esperar un poco más, mientras la herramienta se continúa perfeccionando. Una espera que, por lo que parece,  merecerá la pena.

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.