Para conocer qué es lo que realmente interesa a la audiencia hay que saber lo que ésta busca. Y para facilitar las cosas en ese sentido llega Google Keyword Planner: La herramienta que realiza un estudio de palabras clave o keyword research en el motor de búsqueda. A la gran utilidad de este nuevo recurso hay que sumarle que el uso de la mayoría de las funciones es gratuito.

Google Keyword Planner, mucho más de lo que pensabas

Pero si en este caso hemos empezado por la buena noticia, ahora le llega el turno al reverso de la moneda. Y es que aspectos del Google Keyword Planner como el volumen de búsqueda específico de palabras clave, no pueden analizarse porque Google los descartó en esta versión gratuita. La desilusión de los marketeros es comprensible, así como las de los Content Managers. Porque para acceder a los números exactos hay que activar una campaña de Adwords, que no es gratis. 

Aún así, con algún que otro recurso o truco que veremos en este artículo, aún quedan esperanzas. Tampoco hay que obviar las grandes ventajas que sigue ofreciendo Google Keyword Planner para generar más tráfico, lo que ya es mucho. También hay que tener en cuenta otra cuestión para repartir “responsabilidades”, si puede decirse así… Y es que no todos los profesionales de marketing están en condiciones de sacar el máximo partido a esta herramienta en beneficio de las webs que gestionan. 

Lo que queda fuera de toda cuestión es el incalculable valor SEO de Google Keyword Planner, que hasta la fecha ninguna otra herramienta puede igualar. 

 

Definiendo el Google Keyword Planner

Google Keyword Planner, mucho más de lo que pensabas

Tanto para los nuevos anunciantes como para los más experimentados, el Google Keyword Planner se define como una herramienta gratuita de Google Ads. Ayuda a localizar la palabra clave que mejor encaje en la web. Y es un recurso que facilita escoger promociones y presupuestos para planificar la campaña, que será potencialmente más efectiva.

Son varios los beneficios del uso de esta herramienta, pero los más destacados serían los siguientes:

  • Permite una investigación más profunda de keywords: tanto para saber cuáles son las palabras clave de las nuevas campañas como de las preexistentes, Google Keyword Planner es un recurso eficaz. Igualmente puede realizar búsquedas en función de lo que sea importante para lo que ofrece la marca.
  • Estadísticas y previsión del tráfico: Datos y volumen de búsqueda son muy  útiles para saber cuáles son las palabras que conviene utilizar. De igual modo, hacer estimaciones de conversión facilitarán la confección de una lista de keywords para un proyecto o presupuesto en concreto.  

Cómo crear una cuenta gratuita y otros trucos

 

Otra cuestión es el acceso al Google Keyword Planner. Aún siendo gratuita solamente hasta que solicita la activación de una campaña de Adwords, no por ello impide aprovechar el recursos sin gastar dinero. Los beneficios que ofrece sí pueden disfrutarse de forma gratuita siguiendo una serie de pasos. 

El primero de ellos es acceder al planificador de palabras clave, y clicar el botón azúl. Accediendo a la página de ingreso, en lugar de seguir lo pasos que se indican hay que hacer clic en “Crear una cuenta sin una campaña”. A partir de ahí se podrá ingresar el país, moneda, zona horario y el resto de datos, y una vez completado darle a “Enviar”. A partir de ahí ya se tendrá una visión general de Adwords y solo quedará hacer clic en la parte superior del menú, concretamente en Herramientas > Planifiación > Planificador de palabras clave

Para la búsqueda de palabras clave, que es otro de los beneficios principales de Google Keyword Planner, únicamente hay que ingresar en su buscador palabras frases e incluso enlaces relacionados con el negocio. A partir de ahí la aplicación facilitará una lista de sugerencias de keywords. Así como un detalle de la competencia, intervalos (altos y bajos) y promedio de búsquedas por mes. 

Cuando ya se tienen las sugerencias de las palabras a utilizar en la campaña, el paso siguiente es hacer clic en el botón “Empezar” y serán visibles las previsiones. También podrá verse una estimación del número de clics e impresiones que conseguirían en el caso de hacer un anuncio utilizando la keyword en cuestión con Google Ads en los 30 días siguientes.

Para saber cuáles son las preguntas que se realiza la audiencia que interesa, lo cual es una ayuda para la creación de marketing de contenidos hay que dar los siguientes pasos en el orden indicado: Filtrar > Texto de palabra clave > coloca una de estas: quién, qué, por qué, cuándo, dónde, cómo.

También pueden localizarse palabras clave que aparezcan en sitios que nos interesan especialmente, lo cual puede servir de inspiración para mejorar el sitio propio. Para ello solamente habrá que realizar la función de pegar la URL de cualquier sitio. De este modo podrán monitorizarse las palabras clave del sitio web soltando el link y haciendo clic en “Obtener ideas”.

Y para obtener el volumen de búsqueda en zonas locales, algo muy importante, la buena noticia es que el Google Keyword Research consigue resultados muy localizados. Para ello basta con colocar una localización específica en el filtro de localización, lo que permitirá saber el número de impresiones mensuales en la ciudad seleccionada. 

No podemos pasar por alto el recurso para filtrar palabras claves negativas y conseguir más audiencia. Gracias a este filtro se evitarán las keywords irrelevantes para el negocio, o que no se desea que lo clasifiquen. Poner límites en las búsquedas identificando las keywords que no interesan es especialmente útil en idiomas como el español. Una sola keyword podría tener doble significado 😉

 

A modo de resumen

En resumen, el Google Keyword Planner no solamente se revela como un recurso que permite estar al día de las keywords que más interesan en cada momento a un negocio. Su utilidad va más allá. Es algo que se descubre a medida que nos adentramos en su funcionamiento y lo adaptamos a las necesidades de nuestro proyecto u organización. ¿Por qué esperar más para comprobarlo?

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.