Elon Musk ha vuelto a hacer de las suyas entrando en el mundo de Twitter como una apisonadora. El gran empresario se ha convertido en el mayor accionista de la plataforma al comprar el 9,2% de sus acciones,  y aunque a pesar de ello no formará parte de la junta directiva, no cabe duda de que su influencia se hará notar.

Elon Musk fuera de la junta directiva, ¿estrategia?

Este 9,2% de acciones de Elon Musk  equivale a un total de 2890 millones de dólares, aproximadamente. Al principio se anunció que formaría parte de la junta directiva, pero en el último momento el propio Elon Musk rechazó estar en ella. ¿Por qué?

Los integrantes de dicha junta solamente pueden tener un máximo de 14,9% de las acciones de la plataforma. Por lo tanto, y teniendo constancia del carácter del empresario, ponerle limitaciones no es muy buena idea. 

Si Musk hubiese entrado en la junta directiva, solamente podría haber llegado a un total de 14,9% de las acciones, además de la posibilidad de poder ser demandado por los inversores si en algún momento metiera la pata. 

Muchos especulan que Elon querrá llegar a tener más de 50% de las acciones de Twitter, pudiendo así tener el máximo control posible de la compañía… el tiempo lo dirá.

Elon Musk

Qué ha pasado en Twitter desde que Musk entró en la plataforma

 

Con la simple entrada del multimillonario como mayor accionista,  provocó que el valor de los activos de la plataforma se  incrementará en un 27% a solamente 24 horas de su llegada. 

Él  mismo ha hecho diferentes declaraciones sobre el funcionamiento de la plataforma, dando algunas sugerencias  sobre la misma. Veamos cuáles son.

 

El botón de edición

Una de las sugerencias más destacadas desde que Musk entró en la plataforma es la posibilidad de la creación de un botón de edición. 

El 5/04/2022 Elon Musk lanzó una pregunta a los usuarios de esta plataforma: si consideraban necesario un nuevo botón de edición. 

El “sí” arrasó,  y al cabo de unas horas, la misma plataforma de Twitter anunció que estaban trabajando en la función mencionada por Elon Musk. 

En las declaraciones de la plataforma se desvinculan las posibles influencias de Elon para con la decisión de la creación de este botón de edición.

Elon Musk

Twitter Blue y Elon Musk.

 

Musk recomendó que las personas que pagaran el servicio Twitter Blue, deberían tener automáticamente el pequeño icono  de “cuenta verificada”.

Este servicio premium permite disfrutar de la plataforma sin anuncios, y según la visión del reciente accionista, debería ser de dos dólares y no de tres, como ha sido hasta ahora, y su precio debería ser correlativo con la región mapa. Además, también debería poder ser abonado con la criptomoneda Doge. 

 

Las oficinas de San Francisco con un nuevo propósito.

La sugerencia de Musk para respecto a  las oficinas centrales de Twitter en San Francisco era que se conviertan en albergues,  ya que los empleados de plataforma no acceden a estas oficinas.  La respuesta de Jeff Bezos fue señalar que se ha realizado una acción parecida en uno de sus edificios de oficinas. 

Elon Musk

Libertad de expresión para todos.

 

La falta de libertad de expresión es uno de los factores que ha experimentado el empresario de primera mano, ya que algunos de los tuits del empresario Sudafricano, han sido eliminados.

Musk en repetidas ocasiones ha mencionado que la política actual de la plataforma sobre la restricción de información y bloqueo de cuentas para compartir diferentes tipos de información: otro de los puntos débiles de la compañía. 

Para el empresario, la libertad de expresión es mucho más que lo que puedas decir. Por ello  es partidario de promocionar la “democracia digital” a través de encuestas,  e impulsar a la plataforma hacia la tercera generación de internet, prometiendo una estructura más segura y libre gracias a la tecnología Blockchain. 

Gracias al Internet 3.0, los usuarios pueden recuperar el control de sus datos, sin ser comercializados, por las grandes tecnológicas, como se ha hecho hasta ahora. 

Intrépida lectora, consciente de la importancia y del poder que pueden tener las palabras, que ha acabado enamorada del copywriting, haciendo posible el acercamiento de las empresas a sus clientes.