Buyer’s journey traducido al castellano significa ciclo de compra. Por lo tanto es el transcurso por el que pasa un cliente desde que localiza nuestro producto o servicio hasta que termina comprándolo o contratándolo.

Dentro del ciclo de compra entra todo lo que es de suma relevancia si queremos optimizar nuestro funnel (embudo de conversión) aumentando nuestras ventas.

La importancia del buyer’s journey reside en el conocimiento de los clientes o visitantes de nuestra web. Si conocemos su comportamiento ante nuestra marca podremos mejorar cada una de las partes de la que está compuesto. Con ello conseguiremos obtener más visitas en nuestra página y a la vez la posibilidad de aumentar las ventas. Optimizando el funnel de conversión y mejorando la forma de ofrecer nuestros productos es la manera de lograrlo.

 

Etapas del Buyer’s Journey

Este proceso del ciclo de compra pasa por tres etapas diferenciadas que son las siguientes:

  • Descubrimiento. Es la manera en la que todo empieza por parte de los clientes potenciales de nuestra marca. Las formas en las que podremos atraer su atención son muy variadas. Desde la posibilidad que nos ofrecen las redes sociales hasta enlaces de otras webs e incluso el antiguo y conocido método del boca a boca. Primero el usuario con su búsqueda necesita resolver una duda o solucionar un problema, ahí es donde visitará nuestra web para conseguirlo. Por ello tendremos que contar con un buen diseño web y proporcionar la información de manera sencilla y directa.
  • Consideración. Por supuesto hemos de saber que no seremos la única página que visitará para conseguir poner solución a su problema. Explorará más webs y hará comparativas de nuestro producto o servicio con los que ofrece la competencia. Para lograr ser su mejor opción tendremos que destacar por encima del resto de marcas. Sobresaliendo por encima de la competencia conseguiremos que pase a ser un cliente decidido a realizar la compra de lo que necesita y nosotros ofrecemos.
  • Decisión. En esta última etapa el cliente ha encontrado lo que buscaba y se dispone a hacer la compra de nuestro producto o servicio. Aquí se cierra el ciclo de la primera compra, pero lo que nos interesa es que siga siendo cliente y siga comprando nuestra marca. Para ello podremos “engancharlo” ofreciéndole por ejemplo algún descuento para su próxima compra.

Bibliotecaria frustrada que un día descubrió el potencial que tenía de creatividad y después de varios cursos de marketing decidió explotarlo en redes sociales y terminó haciéndose community mánager de diferentes empresas y artistas. Le encanta el silencio pero es melómana hasta la médula, puro espíritu de contradicción. Fanática de libros, películas y series de terror. Vive mirando una estrella, siempre en estado de espera.