No es algo nuevo que Chrome lleva mucho tiempo defendiendo el aumento de la adopción de HTTPS que mejoren la privacidad y la seguridad en la web. Una de las últimas mejoras que ha realizado en este sentido ha sido la implementación de un modo HTTPS-First, así como  experimentar en la barra de direcciones con un reemplazo para el ícono de bloqueo.

Según Google, en la mayor parte de los sistemas operativos, más del 90% de las cargas de páginas en Chrome se realizan a través de HTTPS. Otros usuarios de la red, en comparación con HTTP,  no pueden interceptar ni alterar ningún dato ni información personal compartida por medio de una conexión.

La compañía ha manifestado su intención en ayudar a que HTTPS sea el protocolo preferido en la web, protegiendo de modo más eficaz al usuario en la porción restante de la web que aún no es compatible con HTTPS.

 

Cuándo se implementa la primera expansión

Ha sido en septiembre de 2021, y a través de un modo HTTPS-First implementado con Chrome 94. Cada vez que se produzca una visita a la  página, en un primer momento intentará cargarse a través de HTTPS. En los sitios en los que no sea posible,  el navegador de Google mostrará una advertencia de página completa antes de conectarse a través de HTTP. 

Ahora de lo que se trata es conseguir que en el futuro,  el modo HTTPS-First sea el predeterminado para todos los usuarios. Igualmente, Mozilla ha manifestado que persigue que el modo solo HTTPS sea el futuro de la navegación web en Firefox.

 

Adiós al icono del candado

Teniendo en cuenta que la gran parte de las páginas utilizan HTTPS, Google eliminará el icono de candado que aparece a la izquierda de las URL en el cuadro multifunción de Chrome.

Según sondeos realizados, el usuario acostumbra a asociar este ícono con un sitio fiable. Sin embargo, solamente es segura la conexión. Pero a pesar de la importancia de este dato, en estudios realizados se comprobó que solamente el 11% de los participantes sabían identificar de modo correcto el significado del icono de candado.

Por lo tanto, y con intención de combatir esta confusión con la interpretación del icono, Google quiere sustituir el candado con un “punto de entrada más neutral a la información de la página”. Las pruebas para aplicar este cambio las está experimentando con un chevron / caret orientado hacia abajo para abrir un menú que permita al usuario establecer permisos del sitio y ver otros detalles que puedan ser de su interés. 

A tener en cuenta que continuará mostrándose un indicador de “No seguro” en los sitios sin soporte HTTPS, y que el experimento llevado a cabo por Google incluye una política empresarial aplicable a las organizaciones que no quieran participar. 

A pesar del compromiso de Google con la compatibilidad con HTTP en Chrome, hará lo necesario para proteger e informar a los usuarios cuando utilicen  conexiones inseguras. Y lo hará aunque ello suponga en algunos casos la limitación o restricción de funciones cuando tenga lugar dicha conexión dudosa. La seguridad, ante todo. Una vez más,  bien por Google.

 

Lectora voraz desde que era una niña, pronto aprendió a contemplar el mundo con la mirada entre curiosa y soñadora de quienes aman la literatura. Algunas de las horas más gratas de su vida las ha pasado sumergida entre las páginas de un libro, pero sin renunciar por ello al "mundanal ruído". Porque también aprendió tempranamente que, la única forma de entender la mayoría de las historias, es viviéndolas.