Esta es una pregunta recurrente entre los usuarios y empresas que abren un blog. A esta pregunta encontrarás varias respuestas: uno diario, uno a la semana, dos veces al mes… Y es que al final LA respuesta es un depende, depende de lo que puedas asumir, de tus objetivos y, por supuesto de tus lectores.

Evidentemente, publicar todos los días es ideal si tu objetivo es la monetización, ya que no te interesa tanto conseguir lectores como visitas y, cuanto más contenido lances, más tráfico captarás. O si tu objetivo es un mantener al día a los internautas, como hace Mashable, está claro que deberás optar por un ritmo altísimo de publicaciones al día.

Como hemos dicho, tu público también es un factor importante a tener en cuenta. Es posible que si se tratan de profesionales del sector, tendrán mucho interés en leerte pero quizás poco tiempo. Si es así, es mejor publicar menos, de 1 a 3 veces a la semana, según el tiempo del que dispongas, y concreta más la información en un solo post.

Al final, más que la frecuencia, lo más importante es la regularidad. No suele funcionar publicar dos días seguidos y luego desaparecer dos meses. Lo mejor para que esto no ocurra es hacer una planificación de contenidos y proponerse dedicar un rato al blog, un día a la semana al menos.

Tampoco pierdas de vista que, si acabas de empezar, cuanto menos publiques, más tardarán en llegar los resultados. Esto significa que, ahora, que llega la temporada de vacaciones, valores si realmente te vale la pena cerrar el chiringuito por vacaciones o no.

Francesc es el responsable de Content Marketing de Sinapsis. Con más de diez años de dedicación al copywriting ha acumulado una gran experiencia en diversos temas aunque su mayor pasión sigue siendo el marketing online. Friky de corazón, ha encontrado en el SEO una nueva forma de seguir "jugando".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.